Antes del paso de los huracanes Irma y María, ya la clase artística y cultural independiente de Puerto Rico experimentaba una crisis crónica. Hace tiempo que las medidas de austeridad del gobierno limitan el apoyo económico del estado. Fuentes alternas de fondos generalmente establecen que los proyectos deben tener un enfoque educativo o para generar actividad económica, no simplemente tener un fin estético o artístico. Por otro lado, la necesidad de trabajar en publicidad y en otros medios para sobrevivir obstaculiza el que los artistas del patio puedan enfocar su energía y recursos en sus propios proyectos.

Leer más...

Luego del huracán Katrina en Nueva Orleans, profesionales de salud mental observaron que las secuelas emocionales y sociales de un evento climatológico catastrófico comienzan a sentirse a un año o año y medio después del evento. En Puerto Rico, a siete meses de los huracanes Irma y María, síntomas de tensión y ansiedad se están manifestando, particularmente en los niños y en ciertas familias vulnerables.

Leer más...

 A una semana del paso del huracán María, el Museo de Arte de Ponce (MAP) abrió sus puertas al público, ofreciendo entrada gratuita, además de recorridos guiados por las exhibiciones, talleres de arte y lectura de cuentos para niños. Se transformó en un espacio de recarga y aliento en medio de la crisis que siguió la tormenta. De las casi 3,600 personas que visitaron el MAP ese mes, alrededor de un tercio no participaban de las actividades, sino que simplemente se sentaban a contemplar el arte o caminaban por los salones del museo.

Leer más...

Mucho antes de que pasara el Huracán Maria, la mayoría de los niños residiendo en el Hogar Cuna San Cristóbal ya habían vivido situaciones traumáticas. Muchos fueron removidos de sus familias, en ocasiones múltiples veces, por abuso o negligencia y colocados en hogares temporeros por el Departamento de la Familia. Para ellos el Hogar Cuna era su cuarta o quinta parada en el sistema y con suerte la última.

Leer más...

 

Durante 51 días tras el paso del huracán María, el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) en Santurce permaneció cerrado al público, mientras que en su interior el personal trabajaba sin descanso. Dependían de un generador para mantener los niveles de humedad y la temperatura del museo estables y así proteger las obras de la colección permanente, algunas del siglo XVII.

Leer más...