Proyecto Matria, Miraflores

Uno de los mayores retos tras el paso de los huracanes Irma y María fue la comunicación, particularmente entre las personas con los recursos y la capacidad de ayudar y las comunidades aisladas en necesidad de suministros y asistencia. A raíz de esa situación fue que la organización sin fines de lucro Caras con Causa, junto a los programadores de la compañía Propel BI, crearon ConnectRelief, una plataforma digital de recopilación de datos tras desastres naturales.

Inicialmente, la idea del director ejecutivo de Caras con Causas, Michael Fernández, era que ConnectRelief funcionara como una herramienta para asistir a las Islas Vírgenes con sus esfuerzos de recuperación tras Irma. Sin embargo, la llegada del huracán María una semana después modificó esos planes y la plataforma se lanzó en Puerto Rico mucho antes de lo que se anticipaba.

En los seis meses desde el evento, voluntarios han levantado y publicado data en la aplicación y la página web de ConnectRelief en forma de listados de materiales, suministros y servicios que hacen falta, divididos por municipios, comunidades, refugios, égidas, entre otras categorías. Esto permite que las ayudas disponibles se encaminen a quienes más las necesitan. Al recopilar toda esa información en un solo sitio también buscan evitar que se dupliquen los esfuerzos en algunas comunidades, dejando desatendidas áreas que hayan recibido menos publicidad en los medios.

ConnectRelief colabora con una decena de organizaciones sin fines de lucro, grupos comunitarios y otras entidades que utilizan la plataforma para maximizar esfuerzos de recuperación, mantener su información actualizada, coordinar brigadas y proyectos y reclutar voluntarios.

La encargada del proyecto de ConnectRelief, María Eugenia Soto, cita como ejemplo a la Universidad de Sagrado Corazón (USC), que utilizó la aplicación para crear un censo de las necesidades de las comunidades aledañas a la universidad, particularmente Villa Palmeras donde recopilaron datos de 280 familias del 5 de octubre hasta el 1 diciembre.

“Con el censo se conocían necesidades casa por casa, de la calle, del sector, de la comunidad, del municipio. Esta estrategia permitía hacer una mejor distribución de los suministros, y la publicación de datos en la página de ConnectRelief permitía que personas fuera de Puerto Rico pudieran saber a quiénes enviar suministros y qué tipo de suministro”, apunta la profesora Carmen Chazulle Rivera, directora del Centro de Vinculación Comunitaria de USC.  

“No se trataba solamente de recoger datos para distribuir o evidenciar zonas afectadas, sino cómo distribuir de forma eficiente ante la escasez, de forma tal que los suministros específicos llegaran a quienes los necesitaban”, afirma.

A meses de la próxima temporada de huracanes, los programadores de ConnectRelief están realizando mejoras a la aplicación para hacerla más ágil y fácil de usar. También están expandiendo su utilidad creando protocolos de preparación, un plan de adiestramientos a individuos y grupos, protocolos para el manejo de emergencias y de reconstrucción y recuperación. Todos estos esfuerzos van dirigidos a crear una base de data comprensiva y transparente que sea de utilidad para el gobierno, el sector privado y para las organizaciones sin fines de lucro ante futuras situaciones de desastre.

La Red de Fundaciones de Puerto Rico es un vehículo de acción que amplía el trabajo estratégico de sus miembros y organizaciones asociadas para mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables. 

Instituto de estadísticas

La Red de Fundaciones de Puerto Rico apoya la labor que ha llevado a cabo durante años el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) y hacemos hincapié en la importancia de que esta entidad conserve su autonomía. Esto, ante la posibilidad de que el IEPR se consolide con el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), según fue plasmado en el Plan de Reorganización #7 aprobado por la Asamblea Legislativa, y en el Plan Fiscal certificado de la Junta de Supervisión Fiscal.

Las estadísticas y el Tercer Sector- Noticel