Proyecto Matria, Miraflores

 

No habían pasado dos semanas desde el paso del huracán María cuando el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC) abrió sus puertas y celebró el evento Luz Verde a la Cultura. La tormenta fungió como pieforzado en talleres de arte y escritura creativa, mientras que música y danza en vivo ofrecían un respiro de la crisis.

De esta manera el MAC, una organización artística interdisciplinaria fundada en 1984, comenzó a reenfocar sus eventos y proyectos y a redirigir sus recursos para ayudar en el proceso de recuperación de la isla tanto de manera práctica como cultural. Además de asistir a la comunidad artística, el MAC ha estado trabajando con comunidades marginadas de Santurce y Río Piedras con las cuales tiene enlaces hace cinco años por medio del programa de arte comunitario, MAC en el Barrio.

Al haber sufrido daños mínimos a su planta física y con el servicio de energía eléctrica restablecido relativamente rápido, el MAC estableció un centro de acopio de artículos de primera necesidad y estaciones de computadora para que los residentes de las comunidades pudieran llenar sus solicitudes de FEMA.

Bajo el programa de MAC en el Barrio, también lanzaron el Programa Educativo y Cultural de Emergencia, un proyecto abarcador que incluía tres componentes: un Programa Escolar dirigido a 70 estudiantes de 4 a 16 años cuyas escuelas permanecian cerradas luego del huracán; apoyo psicosocial para personas de la tercera edad y familias para ayudarles a reponerse emocionalmente de las pérdidas causadas por María ; y actividades artísticas y culturales de música, danza, arte y creación literaria para el público en general.

El MAC también extendió una mano a otras instituciones culturales como el Conservatorio de Música de Puerto Rico, que utilizó el museo como espacio de ensayos; el evento literario el Festival de la Palabra, el cual quedó sin sede luego del huracán; y realizó eventos de recaudación de fondos para la Casa Museo Ismael Rivera y La Junta, un espacio cultural y culinario en la calle Loíza que fue destruido por la tormenta.

Se habilitó un espacio en el museo para que artistas locales que perdieron sus talleres pudieran continuar trabajando y también se les orientó sobre becas y fondos de emergencia. El MAC ayuda a estos artistas a conseguir empleo por medio de comisiones y dando talleres, incluyendo trabajando con el MAC en el Barrio.

Actualmente el MAC está en proceso de adquirir un edificio en el barrio Amelia de Guaynabo donde podrán ofrecer más espacio de trabajo a los artistas y a la vez brindar servicio a  comunidades aledañas.

"Tras el paso de los huracanes (Irma y María) hemos visto la aportación tan grande que nuestra cultura puede hacer en términos de un proyecto de sanación para el país pero también un proyecto de desarrollo económico. Estas son cosas que siempre han estado ahí pero yo creo que tras el paso de los huracanes, y yo creo que nuestra labor así lo ha demostrado, es evidente la importancia de la cultura en todo este proceso", apunta Marianne Ramírez, directora ejecutiva y curadora en jefe del MAC.

La Red de Fundaciones de Puerto Rico es un vehículo de acción que amplía el trabajo estratégico de sus miembros y organizaciones asociadas para mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables. 

Instituto de estadísticas

La Red de Fundaciones de Puerto Rico apoya la labor que ha llevado a cabo durante años el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) y hacemos hincapié en la importancia de que esta entidad conserve su autonomía. Esto, ante la posibilidad de que el IEPR se consolide con el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), según fue plasmado en el Plan de Reorganización #7 aprobado por la Asamblea Legislativa, y en el Plan Fiscal certificado de la Junta de Supervisión Fiscal.

Las estadísticas y el Tercer Sector- Noticel