Proyecto Matria, Miraflores

Desde el paso del Huracán María la población de personas sin hogar en Puerto Rico se ha disparado. Vientos huracanados e inundaciones destruyeron casas y dejaron estructuras sin techo o con daños graves. Muchas familias lo perdieron todo.

Ante este escenario la organización sin fines de lucro, La Fondita de Jesús, amplió sus servicios. Esta organización lleva más de 30 años proveyendo servicios básicos de alimentación, higiene y servicios médicos y de rehabilitación a las personas sin hogar de San Juan. También atiende a personas sin hogar con problemas de salud mental o física hospedándolos en unos 125 apartamentos bajo programas de vivienda. En estos programas también aceptan a quienes, por otro lado, tienen el potencial de volver a trabajar y eventualmente pagarse una vivienda propia.

Además de estos servicios, a raiz del huracán, ahora diariamente sirven entre 150 y 200 desayunos y almuerzos en su centro en Santurce y, además, llevan 400 almuerzos calientes a ocho comunidades sanjuaneras: El Gandul, La Perla, Viejo San Juan, Colectora, el Residencial Los Peña, Vista Hermosa, Centro Médico y la Plaza de la Convalecencia en Río Piedras. En estas areas, la organización identificó a envejecientes encamados o con movilidad limitada y familias con niños hambrientos para impactarlos directamente.

A la vez que llevan comida, La Fondita también provee servicios médicos primarios, servicios sicológicos, acceso a trabajadores sociales y talleres educativos de salud preventiva.

Se anticipa que a finales de noviembre concluirán los servicios de comida en algunas de las comunidades, pero su trabajo allí no finaliza. La directora ejecutiva, Socorro Rivera Rosa, señala que muchos de los damnificados en estas áreas no cualifican para ayudas federales o estatales. “Por ejemplo, para FEMA tienes que ser dueño del terreno, tienes que cumplir con un montón de requisitos que muchas de las personas en esas comunidades aunque hayan vivido allí por 40 o 50 años no cumplen”, agrega.

Estas personas, aunque permanezca la estructura física de su casa, realmente están sin hogar. Al no contar con ayudas para arreglarla, y ya que muchas son personas de edad avanzada, no tienen a dónde ir. Por eso ahora contemplan una nueva estrategia para apoyar a estas comunidades que incluye seguir ofreciendo servicios médicos y educación preventiva por medio de su programa Conexión Saludable Móvil.

La Red de Fundaciones de Puerto Rico es un vehículo de acción que amplía el trabajo estratégico de sus miembros y organizaciones asociadas para mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables. 

Instituto de estadísticas

La Red de Fundaciones de Puerto Rico apoya la labor que ha llevado a cabo durante años el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) y hacemos hincapié en la importancia de que esta entidad conserve su autonomía. Esto, ante la posibilidad de que el IEPR se consolide con el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), según fue plasmado en el Plan de Reorganización #7 aprobado por la Asamblea Legislativa, y en el Plan Fiscal certificado de la Junta de Supervisión Fiscal.

Las estadísticas y el Tercer Sector- Noticel